Consejos al contratar un seguro de vivienda

Lamentablemente, en los hogares ocurren accidentes, pero si tienes contratado un seguro para el hogar, tendrás la tranquilidad de que si te ocurriera cualquier contratiempo en tu casa, podrías contar con el dinero necesario para reparar tanto el inmueble (continente) como reemplazar los bienes asegurados (contenido). La elección del seguro adecuado es una decisión importante que debes meditar muy bien, ya que si tienes una buena póliza y tienes cualquier contratiempo, podrás quedarte tranquilo de que estarás bien cubierto. A continuación te damos algunos consejos que debes de tener en cuenta a la hora de contratar tu póliza de seguro de hogar.

  • Antes de asegurar tu vivienda (contenido), haz un inventario de los bienes de tu casa que deseas asegurar. Presta una especial atención a la marca, al número de serie y al valor de cada bien. Lo ideal es llevar a la compañía de seguros fotografías o videos de los objetos y adjuntarlas en la póliza como prueba del estado de los mismos. De esta forma, si en el futuro hubiera un siniestro en tu vivienda, podrías demostrar el estado en el que se encontraban y como eran los bienes que tenías en tu hogar.
  • Guarda los recibos de la compra de los bienes. De esta forma, evitarás posibles discusiones posteriores sobre el valor de cada uno de estos bienes.
  • Fíjate en que pólizas tienen una cobertura estándar y qué pólizas tienen una cobertura adicional. Si tienes joyas u otros objetos de valor, no te olvides de mencionárselo a la compañía de seguros a la hora de contratar la póliza ya que seguramente tendrás que contratar una póliza adicional para cubrir este tipo de bienes. Hay pólizas que no preveen una indemnización en caso de robo, por lo que si deseas estar asegurado ante esta posibilidad, tendrás que incluir una cláusula optativa. Generalmente, si se trata de un robo, es decir, si ha existido fuerza y por ejemplo se ha forzado la cerradura, ha habido rotura de cristales, etc., la compañía podría cubrir hasta el 100 % del bien robado. En caso de hurto, es decir, cuando el bien se ha sustraído sin utilizar la fuerza y sin que el asegurado se percatara del incidente, entonces la cobertura sería menor y podría situarse entre el 5 y el 15% del valor del bien.
  • Generalmente las pólizas NO aseguran la vivienda ante catástrofes naturales o daños causados por conflictos armados. Tampoco se otorgan seguros por inundaciones. Si deseas estar asegurado ante cualquiera de estos supuestos, puedes solicitar a la empresa aseguradora que elijas que te lo incluya en la póliza.
  • Si tienes una deuda elevada con algún organismo o entidad, ciertas compañías aseguradoras podrían incrementarte el precio de la Prima. En este caso, las empresas aducen que son personas que tienen un riesgo mayor.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR