Daños estéticos en el seguro de casa

Cuando firmas una póliza de seguros para tu casa, debes prestar una especial atención a que en el contrato o en la póliza figure la cobertura por daños estéticos. Pero, ¿qué es la cobertura por daños estéticos? La mejor manera de explicar qué son los daños estéticos es a través de un ejemplo. Supongamos que por ejemplo una de las cañerías del baño de tu casa se rompe. La empresa aseguradora, tal y como le corresponde, se encarga de la reparación de la tubería. Pero para efectuar dicho arreglo, ha tenido que romper la pared y ha roto algunos azulejos de la pared. Lamentablemente, estos azulejos ya no se encuentran en el mercado y aunque podría ponerte otros azulejos, el baño se vería muy mal con azulejos de dos tipos, por muy parecidos que puedan ser. En ese caso, nos encontraríamos ante un daño estético. Si en tu seguro tienes una cláusula por daños estéticos, entonces la compañía de seguros deberá reponer todos los azulejos de tu baño para que después el aspecto del baño sea similar al que tenía antes de que se rompiera la tubería. Para ello, la compañía deberá pagar una indemnización que incluirá el coste de todos los materiales nuevos y de la mano de obra para la instalación (cambiar todos los azulejos del baño). El objetivo de esta cláusula es la de mantener el diseño o imagen anterior, dando una imagen uniforme y agradable utilizando materiales similares. Por ello, la compañía de seguros te cambiará todos los azulejos pero por los más similares que encuentre a los que ya tenías. Por lo general, las aseguradoras asignan una cantidad fija como indemnización para daños estéticos, que puede situarse entre los 1500 euros y los 1800 euros. Otras compañías otorgan o permiten unas cantidades mayores que lo especificarán en el momento de contratar la póliza.

Por lo general, la cobertura por daños estéticos cubre los daños producidos tanto en el continente como en el contenido de la vivienda del asegurado. En el caso de ocasionar daños estéticos a bienes de terceros (por ejemplo, a los vecinos) esos deberían quedar cubiertos a través de la cláusula o del seguro de Responsabilidad Civil, si lo hubiera. Es importante que te informes si los daños estéticos a tu vecino están cubiertos o no en tu póliza, ya que por regla general, la póliza de seguros de tu casa solo cubre los daños ocasionados a tu vecino, pero no los daños estéticos que quedarían fuera de la póliza.

Para saber si los daños estéticos están o no recogidos en tu póliza de seguros de hogar, debrás de fijarte si en ella figura realmente la cobertura para daños estéticos o para las posibles soluciones estéticas. También es importante que puedas revisar y conocer qué cantidad de dinero te asignará la aseguradora para reparar posibles daños estéticos. Algunas de las empresas te permitirán que optes por este tipo de cobertura de manera opcional o que elijas cantidades máximas de dinero. Es decir, podrías rechazar la cobertura por daños estéticos (lo que hará más económica tu Prima) o acordar una cantidad fija para daños estéticos. En este caso, para reparar daños estéticos, la aseguradora no te dará más dinero del que has acordado previamente. Si te excedes, deberás pagar la diferencia de tu bolsillo. Estos aspectos quedan contemplados en las condiciones particulares de tu póliza que deberás leer con detenimiento antes de contratar el seguro de tu casa.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR