Infraseguro y Sobreseguro

Se habla de infraseguro cuando la vivienda está asegurada por un valor inferior al valor real y de sobreseguro cuando la vivienda está asegurada por un valor superior a su valor real. La mayoría de las empresas de seguros se manejan de la misma manera o de manera similar para establecer el valor a pagar por un seguro. A la hora de firmar la póliza, se establece el valor aproximado del hogar, estableciéndolo a partir de un valor aproximado por metro cuadrado y calculando los metros cuadrados de construcción de la vivienda. En base a esto, se calcula cual será el valor de la póliza.

En el caso en que ocurriera un siniestro, la empresa aseguradora procedería otra vez a estimar cual es el valor de mercado del metro cuadrado en el momento en el que ha ocurrido el siniestro. Una vez que se tiene el valor actual y el valor por el que ha sido asegurada la vivienda, la empresa aseguradora establecerá cuanto pagará.

Infraseguro o asegurar por debajo del valor real

Si el valor actual es más elevado que el valor por el cual se había asegurado la propiedad, la empresa pagara sólo hasta el valor por el que estaba asegurada la casa, ya que es solo a partir de ese valor que se calcula el precio a pagar cada mes. Si el valor actual es menor que el valor por el que fue asegurada la vivienda, se pagará hasta el valor actual. Es decir, que de los dos valores, la empresa pagará el que sea inferior.

De esto se deduce que si el valor actual es mayor que el valor por el que se tasó la póliza en su momento, se estaría hablando de infraseguro, es decir, la casa estaba asegurada por menos de lo que vale y seguramente tendrás que agregar dinero para lograr poder arreglar los daños.

Sobreseguro o asegurar por encima del valor real

Este es el caso contrario al caso anterior, es decir, si el valor actual es menor que el valor por el que ha sido asegurada tu casa, tu casa estaría sobreasegurada por lo que estarías pagando cada mes más de lo que realmente necesitas pagar porque en caso de que haya un siniestro, la aseguradora solo se haría cargo de lo que vale actualmente la casa y no de lo que se ha establecido en la póliza que vale. De esta manera, la empresa también se cubre de posibles maniobras malintencionadas de algunos asegurados que puedan intentar estafar a las aseguradoras. Por ejemplo, si dijeras que tu casa vale un millón de Euros, en caso de que ocurriera un siniestro que destruyera toda la casa, la empresa lo verificaría y te pagaría solo el valor de reconstrucción de tu casa (continente) más los bienes de su interior que hayas asegurado (contenido).

Para evitar que ocurra un caso de sobreseguro o de infraseguro, lo mejor es actualizar cada determinado tiempo el valor del hogar en la póliza, para pagar el precio más acorde a lo que en realidad vale tu hogar.

Por otro lado, si decides asegurar tu casa por un valor inferior al que realmente vale, para poder pagar menos cada mes, la empresa considerará como que en realidad estás asegurando solo un porcentaje de tu hogar. En caso de siniestro, se prorrateará la cantidad que te pagará, es decir, si aseguraste tu hogar por la mitad de su valor y se incendia el 80% de tu casa, se prorratea y la empresa aseguradora te pagará sólo la mitad de ese 80% quemado, es decir sólo el 40%. De igual manera se prorrateará en caso de robo.