Qué Puedes hacer cuando la aseguradora NO te indemniza

Si tienes un siniestro y la compañía aseguradora no quiere indemnizarte, podrás proceder de diferentes formas para ejercer tus derechos. A continuación te damos algunos consejos prácticos para saber como proceder en estos casos.

  • Lee detenidamente la póliza. La póliza es el único contrato válido que rige lo que cubre el seguro de la casa. Lo que aparece escrito en la póliza, deberá cumplirse (por ambas partes). Debes de tener en cuenta que a veces uno puede pensar que tiene cierta cobertura, pero en realidad, si no aparece mencionada esa cobertura de forma explícita en la póliza de seguro, le resultará difícil concretar esa reclamación. De nada sirve en ese momento cualquier comunicación verbal que te haya hecho la compañía o el agente de seguros en el momento de contratar la póliza. Por eso es importante poner una especial atención a la lectura de la póliza en detalle, antes de firmarla.
  • Reclama e insiste en la reclamación. Si piensas que lo que te está diciendo la compañía aseguradora no es justo, no aceptes un no como respuesta. La compañía no te hará el camino fácil, ya que esperará que abandones tu reclamación. Persiste con tu reclamación y probablemente lograrás tener éxito.
  • Documenta tu reclamación. Junta evidencias, recibos de reparación, fotografías, videos y todo lo que consideres oportuno. Cualquier documento puede serte útil para hacer prosperar una reclamación. También debes solicitar que te envíen por escrito los motivos por los cuales no quieren correr con los gastos. Este último documento es de suma importancia. Por ley, la empresa aseguradora está obligada a darte una respuesta por escrito.
  • Si la compañía de seguros quiere abonarte menos de lo que consideras justo, haz un poco de investigación que te sirva para respaldar tu reclamación. Averigua los valores de lo que sea que tengan que reponerte e intenta conseguir pruebas de que el valor que tienen es superior al que quieren pagarte.
  • Contacta directamente con la compañía aseguradora. Cuando te comuniques con la empresa de seguros, hazlo de manera amable y cortés, pero poniendo énfasis en la reclamación. Anota cada llamada que realizas, la hora a la que llamas y con quien hablas. Solicita una respuesta en un plazo no mayor a los 30 días. En el caso de no obtenerla, vuelve a insistir. Si aun así no obtienes respuestas, acude a un abogado para que te ayude a llevar la reclamación por una vía legal para que puedas ser escuchado.
  • Prueba diferentes vías para comunicarte con la empresa aseguradora. Al principio probablemente te comunicarás por teléfono ya que es lo más cómodo, pero es muy probable que por teléfono puedan derivarte de una persona a otra hasta que te canses y dejes de buscar una respuesta. Si consideras que la aseguradora está en falta no dejes que esto te detenga. Si te presentas en la aseguradora seguramente tendrás mayor probabilidad de ser atendido. Además ninguna empresa de seguros quiere tener en sus oficinas clientes descontentos que puedan alertar a otros posibles clientes, por lo cual seguramente te atenderán con rapidez y amabilidad para evitar esa situación.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR