Recomendaciones antes de contratar un seguro para la casa o elegir un seguro

Desde el momento en que se firma el contrato para un seguro de hogar entre un titular y una compañía aseguradora, queda sellada la obligación contractual y la póliza entra en funcionamiento. Por eso, es importante que antes de firmar la póliza consultes todas tus dudas que tengas para poder analizar el seguro y poder compararlo con las pólizas que ofrecen otras compañías de seguros y elegir así el mejor seguro para tu casa.

Como primera medida básica, pregunta acerca de la cobertura que ofrece la póliza de seguros que te están intentando vender. El agente de seguros que te atiende, te debería explicar todos los tipos de cobertura del contenido y continente. Una vez que te comenten sobre las diferentes coberturas que podrías tener, te darán un precio estimativo de la prima. También debes informarte sobre si existen tasas de intereses, comisiones e impuestos que tengas que pagar. Con estos datos, puede analizar la relación coste beneficio que tienes en comparación con otras compañías aseguradoras.

Una vez que te decidas por una determinada compañía de seguros y una determinada póliza, empieza a prestar atención a los detalles que pueden llegar a incidir en tu relación futura con la aseguradora. Desconfía si te piden muchos datos que ves que no tienen relación con el seguro que quieres contratar. En estos casos, las compañías piden estos datos para conformar una base de datos con las que poder venderte en un futuro próximo otros productos u otros de seguros.

Si ya has acordado verbalmente con la compañía la contratación de un seguro para tu casa, deberás pedirle a tu agente que te especifique por escrito todo lo que te ha dicho de palabra. Allí deberás prestar atención sobre todo a las condiciones particulares de la póliza. En las condiciones generales aparecerán nombradas las diferentes coberturas, pero en las condiciones particulares se podrá leer realmente cual es el verdadero alcance y que es lo que realmente cubre el seguro que estás contratando. Por poner un ejemplo, tu vivienda se incendia y tienes contratada la cobertura por inhabitabilidad, pero cuando lees la letra pequeña de la póliza, te das cuenta que esa cobertura te ofrece alojamiento sólo durante un mes. En el caso de que la reparación de la vivienda lleve más tiempo, deberás arreglártelas como puedas para buscarte un lugar para vivir y pagarlo de tu propio bolsillo. Por eso y para saber que es lo que realmente cubre cada cláusula, habría que leer también la letra pequeña de las Condiciones Generales.

Antes de firmar, presta atención al día, hora y mes en el que entra en vigencia el seguro. Por lo general, los seguros tienen una validez de 12 meses y culminan en esa misma fecha, pero un año más tarde. Ese dato es de suma importancia ya que marca el principio y el fin de un seguro. Es decir, todo lo que ocurra en la vivienda, fuera del período que está cubierto, no será responsabilidad de la compañía.

Si no sabes que seguro para el hogar contratar, lo mejor que puedes hacer es acudir a diversas compañías y pedir opiniones a diferentes personas.

Por ultimo, una empresa de seguros confiable debe darte la posibilidad de revalorizar tus bienes. Si hoy en día el valor de reconstrucción de tu vivienda es de 80.000 euros, probablemente en 10 años será mucho mayor, pues los costes de materiales y mano de obra suben. Un buen seguro debe darte la posibilidad de revalorizar tus bienes, al menos una vez al año, pues de no ser posible, dentro de una década seguirás teniendo derecho solo sobre esos 80.000 Euros y estarás incurriendo en lo que se conoce como infraseguro, es decir que recibirás un pago menor del equivalente al costo de tu vivienda.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR